Dreamweaver

Cuando apareció la primera versión de esta conocida aplicación de diseño Web, el perfil al que iba dirigido era un usuario con conocimientos de HTML y con experiencia en el desarrollo de paginas Web. Sin embargo, desde la tercera versión (con la que yo empecé), las cosas han cambiado notablemente. Desde Macromedia observaron la necesidad por parte de los usuarios de interfaces más asequibles para los neófitos, la versatilidad, de la nueva interfaz, fácil de utilizar sin olvidarse de ofrecer al usuario opciones a nivel profesional.

Dreamweaver 4 siguió en la línea de la tercera entrega. El entorno es uno de sus puntos fuertes por su versatilidad, funcionalidad y facilidad de manejo. Se siguió con el sistema de ventanas flotantes, similares a las de Adobe Photoshop, con las que interactuábamos con nuestro diseño.

Dreamweaver MX y Dreamweaver MX 2004, dan un cambio estético manteniendo todo lo bueno, además de las pestañas, y los manuales que contiene, incluye la posibilidad de personalizar el entorno de tres maneras: Diseño (Visual), Código (Obvio) y mezclando ambos (para mi la mejor), que te permite control total en todos los aspectos de la pagina.

La pestaña que voy a comentar, es la de Propiedades, nos servirá para conocer con detalle cualquier característica del elemento en el que estemos situados, como por ejemplo la fuente, enlaces, colores o posición, ajustar el texto, ver las propiedades de la pagina, insertar archivos, poner vínculos, y mas. Todo eso con una sola Pestaña. También arriba en la barra de herramientas Común tienes objetos estructurados en tipos y con ellos puedes insertar fácilmente imágenes, tablas, formularios, subprogramas, secuencias de comandos invisibles o una de las novedosas características: botones de Macromedia Flash.

(más…)