¿Sobre que hablo en mi blog?

¿Sobre que hablo en mi blog?

Hoy voy a responderos una pregunta que me hacéis una y otra vez. ¿Sobre qué hablo en mi blog? Y es que pese al éxito que estoy teniendo con los artículos que tenemos disponibles en la tienda para que podáis tener vuestro propio blog sin el esfuerzo de tener que escribir nuestros propios artículos, sois muchos los que me pregunta y sobre qué podéis tratar en vuestro blog para escribirlos nosotros mismos.

En este artículo voy a tratar de que comprendas que no nos interesan los mercados masificados sino los nichos estrechos y específicos. Sería algo así como aprovechar las longtail keyword o, en español, palabras clave de larga cola.

No importan los temas, importa el nicho

Cuando nos lanzamos escribir un blog, lo primero que solemos pensar es en que nos vamos a dedicar, de que vamos a hablar. Si lo que queremos es monetizarlo como ganar dinero, nos surge la duda de cuál es el tema más demandado.

Lo lógico es pensar que cuanta más demandada ya, más clientes potenciales habrá, y por tanto tendremos más posibilidades de éxito, pero…

Es un gran error

Si tienes esta idea competirás con los más grandes del sector (sea cual sea tu sector) que tendrán cantidades de presupuesto absurdas para sus campañas de marketing, con lo que no tendrás ninguna visibilidad, ni lectores, ni visitas, etc.

La importancia de las keyword de larga cola

Sería algo así como poner a nuestro favor la estrategia de David frente a Goliat. Es hora de cambiar nuestra forma de pensar. No tienes que pensar en mercados grandes, sólo lo suficientemente grandes. Si no dispones de un gran presupuesto, como suele ser el caso de los que empezamos en Internet, la clave está en acudir a mercados o nichos más específicos. Es nuestra única herramienta para triunfar.

Así que olvídate de las tendencias masivas. Si no tienes esto claro todas las decisiones que tomes no te llevarán a ningún sitio.

Utilizando las keyword de larga cola

Esta es nuestra verdadera oportunidad. Si nos dirigimos a un público muy concreto, muy segmentado, lograremos mejores resultados. Y por segmentado me refiero específico. No es lo mismo hacer una web de dietas, que una web de dietas vegetarianas para mujeres que acaban de ser madres.

El segundo obviamente es un mercado mucho más específico, mucho más segmentado, en el que podremos triunfar de una forma más sencilla.

¿Y los lectores?

Cuando empezamos escribir para Internet, especialmente cuando buscamos resultados de los buscadores, no solemos olvidar de nuestros orígenes. Cuando nosotros mismos buscábamos en Internet. Tenemos que ponernos en la piel de esa persona que está buscando una solución a sus problemas en Google.

Generalmente encontrarás respuestas demasiado genéricas o repetitivas o que van dirigidos a otro público y que él no le resuelven nada. Esto lo podemos ver mucho en el caso de la medicina. Un médico, ya sea de un laboratorio, un catedrático, o en una situación similar, que escriba para los médicos, utilizar una terminología técnica que no sean fácilmente digeribles para el público general, ya que no es el público al que va dirigido.

Sin embargo si este lector encuentra justo lo que buscan nuestro blog, nos leerá, no seguirán las redes sociales, y volverá una y otra vez a por más contenido de valor, que realmente resuelva su problema. De ahí a que te compre algo hay sólo un pasito.

Si tratamos de abarcar un mercado demasiado grande, no podremos tratar estos temas específicos, o no serán fácilmente localizables. Si utilizamos adword para buscar nuestras palabras clave relevantes, deberemos huir de aquellas que tengan mucho potencial de búsqueda. No nos interesan a lo mejor búsquedas de 4 millones sino más bien de 100.000 a 500.000. Yo estaría encantado con tener 100.000 clientes esperando mi puerta.

Define bien tu nicho

Como habrás visto es la clave, así que es lo primero que tenemos que hacer. Para definir tu nicho tienes que encontrar algo que se encuentre entre algo que te apasione, de lo que sepas más que la media, que resuelva un problema la gente, y por el que se pague, claro.

Se trata de encontrar a ese grupo de personas para que puedes ayudar. Eso sería tu nicho. Ahora sólo tienes que escucharlos, ganarse su confianza, aportarles contenido de valor y, finalmente, preparar un producto a su medida. Ellos mismos serán los que te digan qué es lo que necesitan.

Cuando ya has encontrado tu nicho y estás dirigiéndote a el, puedes aportarles soluciones a diversos problemas, tratar temas diferentes, y todos estos serían tus categorías o sus nichos dentro de tu nicho. Por ejemplo si hablamos de marca personal, podemos tener distintas categorías como sería redes sociales, video, blog personal, currículum, etc.

Son diversos temas enfocados a personas que buscan información sobre un mismo tema pero que pueden desarrollarlo de manera diferente, el nicho de mercado sería la marca personal, las redes sociales, el video, el blog, etc, serían las categorías.

La grandeza de un mercado pequeño

Puedes pensar que dirigirte un colectivo tan específico te va a llevar a pocas personas, quizás no los suficientes, pero no te equivoques. Son muchas, tantas como toda la población del mundo, o en el caso de que escribas en español, los hispanohablantes, aunque estoy seguro que todos buscar información en inglés. De cualquier forma, te aseguro que pensar en grande con un nicho pequeño es mucho más sencillo.

Imagina, que has decidido que vas hacer un blog sobre el encaje de bolillos. Si logramos conseguir 1000 seguidores realmente interesados y dispuestos a comprarte algo, simplemente con que cada uno de ellos se gastase 20 € ya tendrías 20.000 al año.

Los objetivos y las metas

Como verás por lo dicho en el último párrafo, no es algo descabellado. Conseguir 1000 seguidores dispuestos a comprarte algo sólo cuestión de tiempo y estrategia. No se si habrás visto el video de mi canal de YouTube hermano evita la crisis, en el que sólo de los objetivos y las metas, si no lo has hecho puedes verlo aquí.

Y es que estas cosas son con los que tenemos que contar tenemos que establecer metas y objetivos que sean medibles, acotados en el tiempo, y por supuesto alcanzables. A lo mejor según empiezas no vayas a conseguir 1000 seguidores en un mes, a lo mejor tardas un año, a lo mejor tres, todo dependerá de tu nicho y de tu forma de hacer las cosas.

La otra cantidad presupuesto en el ejemplo, era el gasto del producto, en este caso 20 €. 20 € podemos considerarlo un gasto medio, y como te digo puede que no tengas 1000 personas dispuestas a gastarse 20 € en ti o en uno de tus productos en el primer año.

Por eso siempre recomiendo tener una gama de productos y servicios variados, con precios también variados cubriendo distintos escalones. Podemos tener nuestro ebook de tres euros explicando en qué consiste el encaje de bolillos. Unos cursos en video con distintos precios y contenidos. Incluso servicios de ayuda y asesoramiento por skype.

Como verás, no sería nada difícil imaginar que pudieras vivir del propio negocio de encaje de bolillos en tres años, por supuesto haciendo las cosas bien, modelando a personas que ya han conseguido, formándonos, etc.

Que es eso de la larga cola (sin mirada sucia por favor)

Como en casi todo viene por su definición en inglés, long tail, que literalmente, significa eso, larga cola, en referencia a la representación gráfica de una distribución estadística. Puedes releer el artículo si no has entendido el concepto, ya que será fundamental para tu estrategia de marketing, pero eso será otro día.

Si te gustaría saber más sobre cómo montar tu propio negocio en la red, y conseguir vivir de ello, yo estoy haciendo, te recomiendo que te suscribas a mi boletín pinchando aquí. No sólo recibirás información y consejos sobre estos y otros temas sino que además sólo por apuntarte te regalo un libro. ¿Qué más se puede pedir?