Sin duda uno de los servicios de que más uso se le da por aplicaciones de terceros es . La de dicha aplicación ha permitido que muchos programadores y desarrolladores incluyesen de forma sencilla la traducción a sus proyectos. Esto ha sido así libremente desde siempre pero Google ha puesto el punto y final.

Debido al masivo uso de dicha API, los gastos que conlleva el mantenimiento de toda la infraestructura de soporte Google comenzará a limitar el número de peticiones que un programa puede hacer a los servidores de Google Translate. Traduciendo libremente la nota que aparece en la web oficial:

La API de [Google Translate](/tag/google-translate) ha sido oficialmente cesada desde el 26 de Marzo de 2011. Debido a los sustanciales gastos enconómicos causados por el enorme abuso, el número de peticiones que se podrán realizar por día serán limitados y la API cerrada completamente el 1 de Diciempre de 2011. Para traducciones de webs rogamos encarecidamente que se utilice el [Google Translate Elements](http://www.google.com/webelements/#!/translate).

A partir del 1 de Diciembre del presente año, ningún programa podrá hacer uso de dicha API de Google Translate como se indica en el comunicado.

Si pegamos un vistazo rápido a las aplicaciones de traducción de escritorio o incluso a extensiones de Firefox, Chrome… e incluso programas para teléfonos móviles que tengan como finalidad la conversión entre idiomas, podremos imaginar el masivo uso que se hace de éste “secundario” de Google.

Quizá se esperaba que fuese para siempre, seguro que es más cómodo utilizar un API que desarrollar un motor de traducción y puede ahora muchos desarrollos utilicen otras aplicaciones o servicios similares pero, lo que sí podemos tener por cierto es que habrá un enorme descenso de desarrollos en éste campo debido a ésta decisión.

Fuente