El dominio porn.com es el segundo más caro de los que se vendieron: sex.com alcanzó los u$s14 millones el pasado.

La empresa MXM Limited se alzó con una dirección que atrae a millones de personas y que por ende no necesitará publicidad alguna.

El sitio ALT1040 aseguran que “la pornografía en muchos sentidos es lo que impulsa que nuevas tecnologías se hagan populares (streaming, comercio en línea, chats y compresión de por ejemplo)”.

Y resaltan que el 12% de los sitios son pornográficos, que el 25% de las búsquedas en son acerca de y que el 35% de las se relacionan con el tema.

Es más, cada segundo, 28.258 personas están viendo porno, cada día nacen 266 nuevas webs del tema y por segundo se gastan u$s89 en pornografía.