Como empezar tu nuevo blog 2ª ParteContinuo con la segunda parte de la guía sobre como crear tu propio blog, ya que ayer por falta de espacio me quede en lo mas básico.

Imagino que a estas alturas es algo que tienes mas que claro. Si tan sólo quieres que sea una bitácora sobre tus pensamientos y reflexiones, perfecto, pero si te ves preparado para hablar de un contenido en el que te consideras entendido o experto, explótalo. Si vas a hablar de mecánica será muy interesante que el nombre de tu blog esté relacionado con ello, lo mismo si hablas de viajes, cine, política… Hablar de diversos temas puede ser un error, ya que confundes a tus lectores y puedes aburrirles, haciendo que se marchen espantados. Te lo digo por experiencia. Traza una línea y luego ves abriendo lentamente nuevos campos, si es que al final te animas. Una vez tienes clara la temática es hora de pasar al nombre. En este artículo te enseño Como elegir el nombre adecuado para una web o Blog.

Ahora ya puedes poner el nombre a tu Blog que quedará con elnombrequelehayaspuesto.Wordpress.com. Una vez elegido el nombre y puesto en el , si no estaba elegido ya por otro usuario, ya tendremos nuestro blog totalmente hecho y online. Ahora solo nos falta editar el post de muestra “Hola ” y el comentario de muestra, que están para que veamos como tienen que quedar las cosas.

Puedes escribir todo lo que quieras. Pero si tu objetivo es que tu mensaje sea efectivo, deberás de ser concreto y preciso. Eso sí, al menos 300 palabras para que no pase de largo. No es recomendable escribir tostones, pues aunque sea muy interesante lo que escribas, el punto de atención en la lectura de documentos en  suele caer en picado a partir de las 350 – 400 palabras. Claro que te puedes saltar esa regla, pero has de ser concreto y preciso, estilo periodístico puro. Otra opción es partir el post en partes: Encaje de Bolillos 1ª Parte y Encaje de Bolillos 2ª Parte, como he hecho yo en este artículo. Si jugamos con esto y la opción de programar entradas, puedes hacerte en un dia el trabajo de varios, si por ejemplo no vas a poder escribir los días siguientes.

Seguro que escribes en un lenguaje formal, muy correcto, utilizando términos que llevarían a Cervantes a consultar el diccionario pero, a no ser que tengas un nombre labrado en la escritura y que hordas ingentes de seguidores quieran leer tus contenidos, como si fuera el último libro de la saga Crepúsculo, no conseguiras que estos lleguen a ti si no comprendes que el lenguaje de Internet es diferente. Así como tu blog no va a ser más leído porque tengas el más brillante, tampoco lo será si utilizas palabras excesivamente cultas. Debes asumir que tu lenguaje ha de ser directo, pensando en las combinaciones de palabras que utilizarán los internautas en los motores de búsqueda y adaptarlo a tu texto.

De igual modo puedes buscar, en las herramientas de Google, tendencias de palabras sobre el tema del que tu quieres hablar, cadenas de palabras que funcionan para un nicho concreto, para que así puedan llegar más a tu blog. Después de todo eso, utiliza las negritas y cursivas sabiamente y retoca tu texto una y mil veces. Aunque no es obligatorio, si se recomienda que cada post debe de estar acompañado de una imagen o video que ayude a ilustrar tus contenidos. Internet es visual y si tu blog es un continuo pasar de negro sobre blanco, perderá interés la lectura. Dos consejos sobre las imagenes, al margen de los obvios de calidad y de reproducción, nombra a tu imagen con algún término relacionado con la temática de tu blog o incluso con el y situala centrada. Lo de colocar la imagen centrada es discutible, como veréis en mi blog suelo situarlas a la izquierda y a la derecha, pero recientemente he leído que Google mejor las fotos centradas que es como las ponía antes, por lo que posiblemente volveré a ponerlas centradas. Todo lo que podáis arañar…

Con esto ya estaríais encaminados pero no está todo el trabajo hecho, ni mucho menos. Un blog exige dedicación. Si escribes regularmente Google te premiará indexando todas tus páginas. Cuanto más escribas mejor para tu posicionamiento y para tus lectores, que acudirán en bloque a tu espacio debido a la regularidad de tus publicaciones. Lo ideal es un mínimo de 3-4 veces a la semana, aunque un post al día también es un objetivo alcanzable. El momento del día en que publiques, depende de tu tiempo y de la estrategia que quieras tomar, por ejemplo hay herramientas que nos ayudan a saber cuando es mejor publicar contenido por que tenemos mas seguidores o posibles lectores online.

Esto es lo básico. Si os gusta el artículo os escribiré mas en esta línea de Como empezar tu nuevo blog.